Buscador Google

Darwin
Cortés
Facultad de
Economía
"Siempre me han preocupado las problemáticas sociales del país".

¿Quién es Darwin Cortés?

Economista egresado de la Universidad del Rosario, magíster en Teoría y Política Económica de la Universidad Nacional y master y doctor en Economía de la Universidad de Toulouse 1.

 


 
Hago parte de una cadena o una red intergeneracional de profesores y estudiantes a través de la cual aprendo y enseño
 

En mis primeros años como profesor, me daba más cuenta de las cosas que enseñaba a mis estudiantes. Ahora soy más consciente de las cosas que aprendo de ellos.


Darwin Cortés

¿Qué significa para usted ser profesor en la Universidad del Rosario?
 

¡Qué pregunta! Siempre difícil de responder. Y la razón es porque ser profesor tiene al menos dos significados. El significado inmediato tiene que ver con las oportunidades que abre para realizar varios sueños profesionales y personales. Pero también tiene un significado social más amplio. Hago parte de una cadena o una red intergeneracional de profesores y estudiantes a través de la cual aprendo y enseño. Es muy interesante porque en mis primeros años como profesor, me daba más cuenta de las cosas que enseñaba a mis estudiantes.

Ahora soy más consciente de las cosas que aprendo de ellos. Creo que es ese aprendizaje de doble vía el que hace que la cadena continúe. La universidad del Rosario nos ha brindado el espacio apropiado para enriquecer y fortalecer esa relación intergeneracional entre profesores y estudiantes.

En este punto creo que es importante reconocer y agradecer a mis profesores. En particular, le doy gracias a Wilson Herrera, quien me abrió la puerta a esta cadena, cuando yo era estudiante del pregrado de Economía y Finanzas aquí en el Rosario, y él mi mentor. Con él, un grupo de estudiantes, entre los que yo estaba, estudiamos las teorías del desarrollo y las teorías de la justicia.

Leímos autores como Amartya Sen y John Rawls, que me dieron la posibilidad de tener otra mirada de lo que se puede hacer desde la economía para pensar los problemas económicos y sociales, y en posibles alternativas para comenzar a resolverlos. De algún modo, tratar de usar la teoría para discutir problemas reales y proponer alternativas de política es lo que sigo haciendo con mis estudiantes.
 


Los estudiantes también me hacen aportes. Uno de esos, las maneras nuevas de ver los problemas. Conocer nuevas perspectivas es muy importante.


¿Cuál es el aporte que hace a los estudiantes y a la universidad?
 

Trato de dejar muchas preguntas, cuestionamientos, dudas. Luego trato de mostrar cómo la teoría puede ayudar a abordar esos problemas. Este ejercicio es de doble vía porque también ayuda a descubrir el alcance y los límites de la teoría. Ese es un momento ideal para imaginarse y arriesgarse a hacer análisis por fuera de la zona de confort.

Aunque muchos de esos problemas son comunes a varios países, me gusta usar problemas del contexto colombiano.

Si bien, buena parte de los ejercicios son abstractos, usar casos reales del país da la posibilidad de hacer un ejercicio previo, una especie de entrenamiento, para pensar problemas que seguramente se van a encontrar en su vida laboral. 

Pero como dije antes, los estudiantes también me hacen aportes. Uno de esos, las maneras nuevas de ver los problemas. Conocer nuevas perspectivas es muy importante.

¿Cómo ha sido su experiencia como profesor en la Universidad del Rosario?
 

He aprendido muchas cosas. No siempre ha sido fácil. Entre mis primeros cursos enseñé  Historia Económica y de Lógica para administradores y fisioterapeutas. Rápidamente me enfrenté a problemas de motivación por parte de los estudiantes.

¿Cómo puedo motivar a los estudiantes? Es una pregunta que no tiene respuesta única y en este sentido cada curso nuevo es un reto. Sin embargo, creo que parte de la respuesta está mover el lado afectivo/emocional de los estudiantes.
 

He aprendido muchas cosas. No siempre ha sido fácil.

¿Cuáles son los logros que considera relevantes en su vida académica, particularmente en su práctica docente?

Desde que llegué a la universidad como profesor en 2007, he estado liderando o coordinando diferentes grupos de estudiantes como el grupo de jóvenes investigadores, el semillero de investigación de la facultad, el foro de estudiantes, etc.

Después de mi año sabático en el 2015, llegué con la idea de trabajar sobre capital humano tal como se entiende hoy en Economía, un concepto multidimensional en el que se tiene en cuenta no solamente lo cognitivo y el capital salud, sino también las habilidades socioemocionales. Le planteé al decano trabajar este tema con los estudiantes de la facultad, propuesta que coincidió con una preocupación muy fuerte de la universidad por los problemas de la deserción estudiantil.

Planteé entonces un plan de mejoramiento que tenía tres ejes en el que tenemos a los estudiantes como protagonistas, quienes nos ayudarían a entender lo que estaba pasando. Junto con Valérie Gauthier, profesora de MACC,  hicimos una lluvia de ideas y de ahí surgió EPA!, el Espacio para Aprender e Innovar de la Facultad de Economía.

EPA! nació con tres propósitos. Primero, generar sentido de pertenencia por parte de los estudiantes. Segundo, mostrarles a los estudiantes que llegan a la facultad, que la economía permite analizar múltiples temas, muy distintos unos de otros, para lo cual diseñamos una metodología basada en Aprendizaje por Problemas. Esto fue importante porque sabíamos que parte de los problemas vocacionales vienen de la percepción inicial que considera que los economistas se dedican a analizar un grupo muy reducido de problemas. Y en tercer lugar, empezar a mover las habilidades socioemocionales de los estudiantes. 

Después de EPA! diseñamos otra estrategia que se llama Grupo de Apoyo de Matemáticas y Matemáticas Aplicadas (GAMMA). En este espacio el estudiante tiene la posibilidad de ir a estudiar y preparar sus exámenes acompañado por un tutor, quien puede ayudar a desbloquear al estudiante si es necesario. Hoy día cubrimos todas las materias obligatorias de los pregrados de la facultad y tenemos el espacio GAMMA en las sedes del centro y del norte. Asisten estudiantes no solo de nuestra facultad, sino también de Administración, Ciencia Política y Gobierno, Relaciones Internacionales y Jurisprudencia. Recientemente incluso hemos tenido estudiantes de las especializaciones.

GAMMA tiene una parte virtual, con el CRAI tenemos un repositorio de talleres, exámenes y demás recursos que puedan ser usados por los estudiantes en su preparación. Pegado a esto hemos generado materiales que facilitan el desarrollo de videos y de experimentos pedagógicos en clase. En el 2017, en conjunto con mi colega César Mantilla hicimos un proyecto de experimentos pedagógicos del cual surgió el proyecto en el que estamos trabajando actualmente y que recibió el apoyo del Fondo de Innovación Pedagógica “Nohora Pabón Fernández”.

Por estas iniciativas y otras asociadas a cambios en la evaluación y la forma de enseñar microeconomía, fui merecedor del Premio a la Docencia de Excelencia Juan Agustín Uricoechea en el año 2018.
 

¿Qué aspectos han marcado su trayectoria como profesor en la UR?


Más allá de lo que he mencionado, creo que la universidad ha sido el contexto adecuado que me ha permitido (y me ha apoyado para) desarrollar las ideas que he tenido para mejorar la enseñanza en la facultad. Hay un sinnúmero de recursos y personas que han sido muy importantes en ese camino, lo que refleja un ambiente institucional dispuesto para hacer mejoras sustanciales en la enseñanza y el aprendizaje. 
 

¿Qué lo inspira a enseñar?

Siempre me han preocupado las problemáticas sociales del país. Creo que vale la pena entenderlas y hacer el mayor esfuerzo posible para mejorarlas. Así sea poco. Es un proceso de ensayo y error constante.

Darwin Cortés
Correo: darwin.cortes@urosario.edu.co

PURE
ORCID
Google Academic