Buscador Google

Politica

04 de diciembre 2019

Votaciones y firmas encuestadoras, un análisis en la URosario

Votaciones y firmas encuestadoras, un análisis en la URosario
Kelly Valentina Cubillos Pineda
Nova et Vetera
 

Luego de las pasadas elecciones regionales del pasado 27 de octubre, la Universidad del Rosario en conjunto con la Fundación Hanns Seidel y El Tiempo, organizaron un evento con el fin de discutir lo sucedido con los verdaderos resultados de las votaciones. Entre los invitados estaban, César Caballero, de Cifras & Conceptos; César Valderrama, de Datexco; Carlos Lemoine, del Centro Nacional de Consultoría; Alejandro Pinzón, de Guarumo; y Carlos Ariel Sánchez, de DYSET.
 
La charla abrió con una intervención de Benjamin Bobbe, director de la Fundación Hanns Seidel. Bobbe resaltó que realizar encuestas es un compromiso para promover la democracia y contribuir con la transparencia, es por eso que se sienten unidos y en compromiso con las diferentes casas encuestadoras. Adicionalmente, reconoció que realizar una encuesta es una tarea difícil, razón por la cual, en el conversatorio se revisaron los retos que enfrentan las casas encuestadoras.
 
Entre los principales temas de discusión estuvieron los resultados de las votaciones de las alcaldías de Medellín, Cartagena y Bogotá. Adicionalmente, otras grandes ciudades en las que se presentaron ganadores sorpresivos, algo que da a entender que la forma de votar de las personas está cambiando. Este evento fue relevante en el contexto colombiano, porque luego de las elecciones, surgió la pregunta de si las encuestadoras se habían equivocado y por qué esto había sucedido.
 
Por su parte, César Valderrama, de Datexco, aseguró que lo sucedido en las pasadas votaciones fue que “ganó el voto independiente”. Por parte de su compañía, comenta que realizaron más de 35 encuestas públicas y privadas, para alcaldías y gobernaciones, pero que en las privadas sí acertaron. Valderrama afirma que “las encuestan nos predicen, miden lo que está sucediendo en un momento específico, es una verdad diferente que no asegura lo que pasará en el futuro”. Según él, es por eso que los resultados fueron tan sorprendentes, porque las personas definieron su voto a último momento, algo a lo que se refirió como “voto opinión”.
 
Así mismo, Alejandro Pinzón, de Guarumo, aseguró que los resultados de las encuestas reflejaron lo que las personas pensaban en esos momentos, “la fotografía del momento era esa”. También, mencionó que no se estaba teniendo en cuenta que en grandes ciudades como Cali, Barranquilla y Bucaramanga, las encuestas sí se acercaron más cerca a los resultados finales. Agregó que las encuestadoras tienen un papel muy importante en el análisis de las elecciones pero que, a pesar de esto, sí se debería revisar lo sucedido en las regiones y sus resultados.
 
En este orden de ideas, César Caballero, de Cifras y Conceptos, propuso tres ideas para mejorar el debate sobre las firmas encuestadoras y poder tener resultados más cercanos:
 
Tener en cuenta qué es una buena encuesta, siendo esta una que genere debate y dé a conocer las opiniones de las personas.
Se necesitan más firmas encuestadoras, con el fin de alimentar el debate público, en pro de contribuir a una mejor deliberación en la democracia.
Es necesario tener y asegurar una trazabilidad en los sondeos, que el público y los demás actores puedan entrar a las firmas y conocer los procedimientos para realizarlas. Pero, para esto se necesita cambiar la regulación de las mismas. Además, debe existir un ente auditor, para aumentar así la confianza del público y los sectores, acerca del trabajo realizado.
 
Los panelistas llegaron a la conclusión de que una buena encuesta “genera debate en los ciudadanos sobre el tema que se va a tomar la decisión, de tal manera que se alimente la decisión democrática a tomar”. Además, reiteraron en diferentes ocasiones que un sondeo no va a predecir el futuro.
 
Carlos Ariel Sánchez, de DYSET, también profesor y antiguo registrador nacional, apoyó la propuesta de cambiar la regulación para las encuestas, porque aclaró que consideraba necesario que las personas sepan quienes realizaban las encuestas y cómo se realizan. Así, recalcó que Colombia necesita cambiar las reglamentaciones, teniendo en cuenta que se está hablando de sondeos sobre votaciones y lo que pueden significar estas para el país. “Votar significa tener alternativas y el no votar, manda un mensaje. Las cifras significan, en cada circunstancia y cada sociedad algo, y acá significan mucho", afirmó.
 
Finalmente, el profesor Yann Basset, de la Facultad Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, resaltó que se deben cambiar las expectativas respecto a las encuestas y tener en cuenta que estas no predicen la realidad. “Las encuestas indican tendencias y son tendencias cambiantes, tenemos un electorado cada vez más volátil, más cambiante, reflexivo y reactivo. En este sentido, las encuestan no se equivocan, sino que muestran cosas que pueden cambiar de un momento a otro”, aseguró Basset.
 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Ex-FARC Mafia: La nueva era criminal disidente en Colombia
Politica - 10 de diciembre 2019
 
II Seminario Internacional “Crimen Organizado Transnacional en las Américas: tendencias y perspectivas 2019-2020”
Politica - 10 de diciembre 2019
 
Cigarrillo electrónico: una mirada académica de su control
Politica - 05 de diciembre 2019