Buscador Google

Política

12 de febrero 2018

El acceso a la vivienda y el déficit habitacional

El acceso a la vivienda y el déficit habitacional
Nataly Fandiño Quesada
Redacción Nova et Vetera


Además de ser una herramienta de diagnóstico, el déficit habitacional sirve para el desarrollo de programas estatales, y en algunos casos privados, que tienen como fin revertir la insuficiencia de viviendas adecuadas y la vulnerabilidad del hábitat. Sin embargo, la falta de vivienda digna es una de las problemáticas aún por resolver en América y el Caribe. Las cifras de déficit cuantitativo y cualitativo registran que una de cada tres familias de América Latina, un total de 59 millones de personas, no cuenta con una vivienda o posee viviendas inadecuadas ya sea por materiales de construcción, infraestructura, hacinamiento o tenencia; de acuerdo al estudio Un espacio para el desarrollo: los mercados de la vivienda en América Latina y el Caribe realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El panorama colombiano

Según el anterior estudio, el 37 % de los colombianos no posee un techo para vivir o vive en viviendas de mala calidad. Ante esta problemática, por un lado, el sector público ha decretado con limitaciones políticas económicas y sociales para la vivienda social. Por otro lado, la intervención del sector privado se ha dado desde la conformación de normas nacionales y planes de subsidio; pero en ambos casos, las medidas no han sido efectivas para dar solución al desarrollo de viviendas informales. “El sector privado ha sido muy eficiente para impulsar la provisión de vivienda para las clases medias y sobre todo las clases altas, pero nunca ha tenido incentivos serios para atacar algunas de las causalidades del desarrollo informal”, explica Patricia Acosta, profesora de carrera académica del programa de Gestión y Desarrollo Urbanos.

Ongs: otra manera de combatir el déficit habitacional

Las organizaciones sin ánimo de lucro se han consolidado como una solución alternativa que a través de procesos educativos y comunitarios logran mejorar el hábitat y las condiciones de vida de las poblaciones con escasos recursos. Una de estas organizaciones es Tejido Urbano, una fundación asentada en Buenos Aires, Argentina, que se encarga de reconocer y actuar ante las precariedades referidas al hábitat y a la pobreza urbana. Sebastián Castañeda, Gestor Urbano y Politólogo de la Universidad del Rosario e investigador de la Fundación Tejido Urbano, habla sobre su experiencia en esta organización y el compromiso social para hacer frente a una realidad social apremiante. Te invitamos a escuchar la entrevista en el siguiente podcast.

 

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Ex-FARC Mafia: La nueva era criminal disidente en Colombia
Politica - 10 de diciembre 2019
 
II Seminario Internacional “Crimen Organizado Transnacional en las Américas: tendencias y perspectivas 2019-2020”
Politica - 10 de diciembre 2019
 
Cigarrillo electrónico: una mirada académica de su control
Politica - 05 de diciembre 2019