Buscador Google

Vida UR

18 de noviembre 2019

Libros académicos: entre la piratería, la copia y la legalidad

Libros académicos: entre la piratería, la copia y la legalidad
Kelly Valentina Cubillos Pineda
Nova et Vetera


El pasado primero de noviembre, en el Auditorio Jockey de la Universidad del Rosario, se llevó a cabo el evento “Alternativas de lectura: la piratería desde la academia, lo legal, lo comercial, y el libro electrónico”. Este espacio, organizado por la Editorial UR y la Cámara Colombiana del Libro, tenía como fin dialogar un tema que aqueja a la comunidad desde hace tiempo: la reproducción ilegal y copia de los libros.

El evento abrió con una intervención por parte de Luis Enrique Izquierdo, gestor cultural y docente de la Universidad del Rosario, quien resaltó que hace unos años, luego del surgimiento de nuevas tecnologías, como las tablets o los Kindles, muchas personas aseguraban que los libros en físico dejarían de existir. Pero, a pesar de esto, son los libros en papel los que más sufren el comercio y la copia ilegal o el ‘pirateo’, donde se encuentran réplicas no originales a un menor precio.

Milton Valencia, abogado de la Universidad del Rosario, resaltó que los libros son un bien privilegiado, un bien de lujo que no todos pueden tener. “En países como Colombia, aún es difícil acceder a fuentes de conocimiento como los libros académicos”, afirmó. Por medio de esto, deja el siguiente interrogante: ¿Cuál es la razón de que un texto educativo tenga precios altos?, teniendo en cuenta que no muchos estudiantes podrían comprarlos.

Respecto al uso de las fotocopias, Julián Riátiga, abogado de la Universidad Javeriana, mencionó que los derechos de autor no pueden ser considerados una barrera para el acceso a la educación o al conocimiento. Riátiga aclaró que “no porque sea un tema recurrente, significa que sea ilegal”, porque existen lugares que lo hacen de acuerdo a las normas y se paga por el uso de estos derechos de autor a sociedades de distribución colectiva.

Anexó que entiende que el valor de un libro puede ser un factor que detenga su compra y aumente su distribución ilegal, pero, pese a esto, la creación de un ejemplar es un proceso que pasó por las manos y el trabajo de varias personas y que debe ser reconocido. Como una alternativa a este dilema, Riátiga propuso investigar la viabilidad de dar más uso a la tecnología, ya que, por medio de esta, los precios altos podrían disminuir, ahorrando algunos de los dineros de producción.

Valencia, como profesor de la Universidad del Rosario, añadió que en sus clases utiliza fotocopias o, dependiendo el caso, sugiere alguna página web en donde se pueda descargar el libro. Esto, si por alguna razón el libro es difícil de conseguir. Adicionalmente, asegura que está consciente de que la mayoría de estudiantes tienen un presupuesto limitado, por lo que se les dificulta la compra de algunos libros.

De acuerdo con lo mencionado por Valencia, Daniel Deaza, estudiante de la Universidad del Rosario, agregó que cuando se hace uso de la reprografía de un libro, no es una apología a la piratería, sino es tener en cuenta la situación financiera de las personas que lo necesitan. “Hay estudiantes que deben tomar la decisión de: o sacan copias o almuerzan”, mencionó.

Ahora bien, para Fernando Rojas, gerente de Panamericana Editorial, el precio de un libro no puede ser algo que sustente la ilegalidad, “si un diseñador diseña una corbata, tiene un valor y si un investigador produce un libro, tiene otro valor. Es diferente si dice, esto es mío y lo voy a regalar”. Respecto al presupuesto de los alumnos, comenta que la academia se ha desapegado de la ley “no porque el estudiante no tenga dinero, como profesor tengo que invitarlo a que haga un acto ilegal”, afirmó. De igual modo, dijo que la investigación detrás de un libro académico es extensa y tiene un valor en el tiempo: “Deben crearse otros mecanismos que permitan que todos estemos dentro de la legalidad y de un circuito económico”.

Al evento también estuvieron invitadas las editoriales de otras universidades, entre estas la de la Universidad de Los Andes. John Mario Rodríguez, representante del área de Divulgación de Los Andes, resaltó la importancia de participar en el evento, “se comparten experiencias de demás organizaciones y sectores participantes de la cadena de libros”. Asimismo, Absalón Cabrera, de Siglo Editores, reconoció la necesidad de dialogar y crear espacios como este, con la invitación de expertos y personas que viven en estos escenarios y ámbitos, día a día.

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

CONTENIDO DE INTERÉS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Importantes resultados de los estudiantes de los programas de Especialización en Bogotá en el Torneo de Simulación Gerencia ACBSP 2019-II.
Vida UR - 13 de diciembre 2019
 
¡Buenas noticias! Se vienen más cursos de Navegación a Vela
Vida UR - 13 de diciembre 2019
 
URosario Internacional, abriendo las puertas del Claustro al mundo
Vida UR - 13 de diciembre 2019