Buscador Google

Vida UR

17 de febrero 2020

Por qué hace tanto frío en febrero en las madrugadas

Por qué hace tanto frío en febrero en las madrugadas

¿Por qué hace tanto frío en febrero durante la madrugada?


Durante el último mes el altiplano cundiboyacense ha registrado temperaturas por debajo de 0°c como consecuencia de las variaciones climáticas.

Durante el último mes el altiplano cundiboyacense ha registrado temperaturas por debajo de 0°c como consecuencia de las variaciones climáticas, en gran medida producidas por cambios en las condiciones de las aguas del Océano Pacífico, la poca nubosidad y el aumento de la radiación solar, ciclo que ha traído consigo pocas precipitaciones de lluvia y elevadas temperaturas durante el día que están asociadas a la estacionalidad propia de los primeros meses del año.

El IDEAM define este ciclo climático en Colombia como la fase neutral del fenómeno de El Niño, que es resultado de la aparición de aguas cálidas en el Pacífico Tropical central y oriental, es decir, frente a la región pacífica sur de Colombia, parte de las costas norte de Perú y las de Ecuador.
 

Una de las más importantes consecuencias del impacto de El Niño en Colombia es la disminución significativa en las precipitaciones, así como el aumento de las temperaturas máximas durante el día y una importante disminución de las mínimas en la madrugada, heladas que afectan cultivos, animales y habitantes de la región Andina. En Bogotá, particularmente, sus habitantes se han visto obligados a salir de sus casas más abrigados que de costumbre, y en las tardes sentir los efectos del calor y de la poca nubosidad.

¿Cuáles son los efectos de las bajas temperaturas en el altiplano cundiboyacense?

Benjamín Raphael Quesada, doctor en Climatología de la Universidad de Versailles-Saint-Quentin-en-Yvelines (Francia), menciona que su principal efecto está relacionado con daños en los cultivos y pastos para ganadería:

“Las heladas en las zonas de altiplano y de montaña en Colombia son heladas por radiación y ocurren cuando la temperatura alcanza niveles negativos (por debajo de 0°C) en las madrugadas, lo que daña los tejidos de varios cultivos o plantas”.

TEMP MÁX:

40.0°C

Jerusalén, Cundinamarca

TEMP MÍN:

-7.2°C

Toná, Santander

Máx acumulado

Apto. Quibdó

124,0 mm

Chocó
Lluvia semanal 03 al 09 febrero

Máx en 24 horas

Samaná

70,0 mm

Caldas
24 hrs (10-01)
Según el Boletín semanal para el sector agrícola emitido por el IDEAM, durante la semana del 3 al 9 de febrero del 2020 El Niño estaba en su fase neutral. El máximo acumulado de lluvias fue de 124 milímetros y la mayor cantidad de precipitaciones durante 24 horas fue de 70 milímetros. La temperatura más alta registrada fue de 40 °c y la mínima de -7.2 °c.
Fuente: IDEAM

Al respecto, Quesada, profesor de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas de la Universidad del Rosario explica: “La helada de radiación se origina por la pérdida de calor que sufren las plantas y el suelo al cederlo a la atmósfera por medio del proceso de radiación durante las noches. Se dan sobre todo en enero y febrero en estas regiones, donde predomina un periodo seco, alta radiación y poca nubosidad. Se magnifica en este preciso periodo del 2020 ya que estamos, desde algunos meses, en un ligero El Niño lo que trae más déficits de precipitación para la región”.

El IDEAM calcula que, a nivel anual, la probabilidad de presentarse una helada en las áreas críticas del altiplano Cundiboyacense (Funza-Madrid Mosquera, Nemocón-Ubaté y Duitama-Sogamoso) es superior al 90 %, es decir, en nueve de cada 10 años puede presentarse al menos una helada durante el año y, en general en la Sabana de Bogotá, más de una helada cada dos años en promedio. En cualquier caso, recomienda a los agricultores cubrir las plantas con superficies plásticas y humedecer el terreno al final de la tarde e inicios de la noche.

Para tener en cuenta:

 

Mantener la humedad de los suelos de día y noche

 

Adaptar el tiempo de cosecha y el cultivo siguiente en función de las heladas previstas

 

La papa tiende a sufrir menos las consecuencias de las heladas, mientras que cultivos como las arvejas, maíz y verduras en general, corren mayor riesgo

 

Algunos agricultores optan por hacer hogueras en las cuatro esquinas del predio para atenuar las bajas temperaturas

 

Es necesario mantenerse informado en términos de previsión agroclimática en su región e institutos como el IDEAM o comités agroclimáticos pueden proveerla

 

En busca de soluciones

A pesar de los esfuerzos de los agricultores por proteger sus cultivos de las bajas temperaturas, estas variaciones climáticas traen consecuencias como la disminución de la oferta de productos cultivados en esta zona; tales como, hortalizas, papa, frutales de clima frío y la perdida de pastos para ganadería.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la Unidad de Gestión de Riesgo firmaron un convenio el pasado 13 de febrero por $6.000 millones de pesos para atender a productores afectados por las heladas en Cundinamarca, Boyacá y Santander.

Finalmente, el profesor rosarista expresa que las heladas no están relacionadas con el cambio climático: “Hubo heladas en el pasado y por la alta variabilidad climática en zonas de altiplano y de montaña en Colombia, es normal tener estos fenómenos meteorológicos dando lugar a temperaturas negativas. Sin embargo, el cambio climático podría paradójicamente hacer los cultivos más sensibles a las heladas, brotando más temprano y teniendo más exposición durante su periodo de crecimiento”.

Cristian David Laverde S.

Dirección de Marketing
cristian.laverde@urosario.edu.co

Comparte en tus redes sociales

RELACIONADOS

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO